El papel baritado es un tipo de papel fotográfico muy particular. De hecho, aunque actualmente la mayoría de los artistas utiliza cámaras fotográficas digitales e impresoras de chorro de tinta, quiere mantener el mismo aspecto que el de un tiraje tradicional una vez la foto impresa.
 

El papel baritado: un soporte de lujo para sus mejores fotos 


El papel baryta aporta una textura similar a la del papel baritado que se utiliza en los tirajes fotográficos tradicionales. Se trata de un soporte de gran calidad para valorizar la fotografía. 
 
El papel baritado para tiraje fine art reúne unas auténticas cualidades que apreciarán los fotógrafos profesionales y los amantes de las fotos de arte.
Su textura más bien lisa y sin reflejos permite valorizar todas las tonalidades y sutilezas de la fotografía. Los profesionales también aprecian el dinamismo del papel baritado que permite obtener unos negros muy profundos. Resulta ideal para las fotos en blanco y negro.
Además, es un papel que ofrece un agarre extremadamente agradable por su tacto suave y satinado.
 
Canson® Infinity ofrece en su gama de papel digital fine art dos papeles baritados: Baryta Photographique 310 g y Baryta Prestige 340 g.
 

Unas fotos que se conservan por más tiempo

 
El papel baritado es muy apreciado por los museos y las galerías de arte, ya que favorece una perfecta conservación de las fotos. Su tono blanco permite obtener unos espléndidos contrastes.
Estos son algunos de los argumentos que lo convierten en un papel predilecto para los profesionales de la fotografía y los amantes de las fotos de arte.
 
No dude en pedirle consejo a su impresor Canson® Infinity para saber qué más ventajas ofrece el papel baritado a la hora de imprimir sus fotos fine art.
 
Volver a la FAQ